La importancia del juego en los niños

/, Pedagogía/La importancia del juego en los niños

La importancia del juego en los niños

2018-07-03T08:47:01+00:00 18 octubre, 2017|El Club de La Rana Cuaja, Pedagogía|0 Comentarios

Actualmente no hay tanta facilidad para dejar a los niños jugando autónomos en la calle o el parque. Sabemos también que el tiempo del que disponemos cada día es escaso por nuestro modelo de vida y aún así nos gustaría reivindicar la importancia del juego y la actitud del juego (que nunca debemos perder) con nuestra sección de juguetes y entretenimiento.

recuperar el juego

A menudo nos resulta complicado encontrar momentos para jugar con nuestros hijos/as, pero no es cuestión de cantidad sino de calidad. Con sólo quince minutos al día de juego con nuestros peques, estaremos atendiendo la necesidad mutua de compartir momentos de distensión y de conocimiento, fundamental para la buena comunicación familiar.

A grandes rasgos, atenderemos a tres etapas de desarrollo del juego:

a) Sensoriomotriz 0 a 2 años: experimentación a través de los sentidos. El cerebro absorbe, repite y aprende todo aquellos que recibe a través de los sentidos.Mordedores, sonajeros, móviles, botones con sonido, son ejemplos de juguetes adecuados para esta etapa. A partir de los dos años se pueden iniciar los juegos en los que necesiten coordinación mano-ojo, muñecos, instrumentos musicales. Juguetes que impliquen movimiento patines, triciclos, etc.

b) Juego simbólico de 3 a 6 años: o también conocido como juego de imitación. El objetivo de este juego es vivir como viven los adultos. Cualquier objeto puede adquirir el significado que los menores en ese momento necesiten, por ejemplo, construcciones, cualquier caja será la casa de sus sueños, un tambor enorme, un coche descapotable, un disfraz… ¡Nuestra imaginación no tiene límites en esta etapa!

c) Juego reglado y en equipo a partir de los 6 años: es con estos juegos con los que los menores comienzan a salir de su individualismo y buscan la interacción y socialización con sus iguales. Aquí es donde las normas y las reglas se hacen necesarias para una convivencia respetuosa y positiva. Por ejemplo, aprendemos a ganar y a perder, a negociar, a manejar la frustración, aceptar las diferentes opiniones, y un sinfín de herramientas que serán claves para los adultos que seremos. Los juegos en equipo, colaborativos y cooperativos son perfectos para estas edades.

Y es que lo que nos aporta el juego es más de lo que imaginamos. Como adultos sabemos que somos capaces de superar los retos, porque en nuestra infancia ya practicamos, por ejemplo, al querer deslizarnos por ese tobogán que, al principio, nos daba miedo al mirarlo desde abajo. O también hemos aprendido a empatizar con nuestros iguales, al imaginar que éramos doctoras, tenderas, veterinarias e incluso mamás.

Juguetes educativos

Aquí resumimos los beneficios del juego. Varias razones que explican la importancia del juego en los niños/as.

  1. Al jugar se activan en el cerebro los circuitos de dopamina, lo que hace que percibamos la actividad de jugar como algo placentero, es decir, nos aporta felicidad.
  2. Herramienta para afianzar los aprendizajes. Lo que han explicado hoy en el cole, se convertirá en aprendizaje significativo después de experimentarlo a través del juego. Por ejemplo las operaciones básicas, se practican jugando a ser tendero. Con esto también conseguimos afianzar y aumentar el número de conexiones neuronales.
  3. Desarrollo de la creatividad, la solución de problemas y la motivación para superar los retos que cada día se plantean.
  4. Herramientas para gestionar y expresar los sentimientos y emociones. El juego nos aporta seguridad, ya que es pura imaginación y puedo jugar a ser otra persona sin miedo a que me juzguen. Es un espacio seguro donde poder investigar, ampliar, practicar y descubrir, ampliando el autoconcepto y mejorando la autoestima.
  5. Desarrollo del lenguaje y las habilidades sociales. Si nos ponemos a pensar en cómo aprendimos a hacer amigos, a entender que no me puedo colar en la fila de la comba porque si no, me dejaran sin jugar por tramposos, a jugar en equipo, incluso con compañeros que no me caían bien…

Todos estos aspectos necesarios para la socialización y para ser feliz, se aprenden a través de horas y horas y más horas, de JUEGO.

No podemos ser nada sin jugar a serlo(Jean-Paul Sartre)

 

Son consejos aportados por nuestros colaboradores de Plumaria.

Plumaria ofrece un espacio de encuentro familiar, favoreciendo el desarrollo integral y positivo de todos sus miembros, a través de las herramientas de la inteligencia emocional, PNL y Coaching. Las familias podrán aprender el uso y los beneficios de estas técnicas y aplicarlas a su día a día.

A través de sesiones personalizadas y adaptadas a cada familia y sus necesidades, Plumaria ofrece itinerarios formativos y de desarrollo personal para toda la familia. Además, cuenta con un servicio de asesoramiento para aquellas familias que quieran una mirada diferente a la hora de abordar los conflictos que la educación conlleva.”

Llámanos al 916 013 902!!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar